La respuesta: Dos veces por semana en clases más una hora al día en casa con libros de gramática, ¿verdad?

¿Pero cuánto es demasiado? – ¿Con qué frecuencia estudias?

Al igual que el ir a un gimnasio, la calidad del entrenamiento es tan importante como la cantidad. Si estás estudiando mientras te estás quedando dormido con la cabeza encima del libro no va a ser tan eficaz como cuando estudias mientras estás activo y concentrado.

Estudiar cuatro días a la semana puede crear sobrecarga de información, especialmente si lo que estás estudiando en casa no está relacionado con lo que has estudiado en clase. A menudo estudiarás un tema de gramática completamente diferente de lo que estudiaste esa semana en clase. Así que realmente estarás usando tus clases para complementar tu tiempo de auto-estudio. Normalmente este tiempo tiene prioridad porque quieres impresionarle con algo nuevo en tu próxima clase.

Esto puede crear sobrecarga de información, restarte entusiasmo para aprender y dejarte con poco tiempo para cualquier otra cosa. Aquí es donde el alumno empieza a sentirse frustrado y menos ilusionado sobre el proceso del estudio.

¿Qué recomendamos en Interactive English Studio?

Como regla general, la mayoría de los profesores recomiendan estudiar no más de dos horas por semana. También se recomiendan hasta 3 o 4 horas de clase por semana para aprender un idioma. Así que si estás asistiendo a dos clases de una a una hora y media por semana, debería ser suficiente. Sin embargo es importante que esas clases tengan un enfoque equilibrado entre el uso práctico y el conocimiento teórico.

En Interactive English Studio hemos concluido que los mejores resultados provienen de dar clases dos días a la semana con un día libre en medio. Esto permite digerir la información y te da un descanso del estudio, que te deja centrarte en las otras cosas importantes en tu vida. Por lo que no te sentirás sobrecargado al aprender inglés y no te comerá todo tu tiempo.

Estudia y luego practica

Si bien es importante estudiar en casa, recomendamos que no te encierres en un libro de texto. En su lugar, utiliza lo que has aprendido explicándolo a otra persona asegurándote de que lo practicas por tu cuenta para ver qué cómo progresas. De acuerdo con La Pirámide del Aprendizaje, desarrollada en los años 60 por el Instituto NTL de Bethel, retendrás el 90% de la información que has aprendido simplemente enseñándosela a otra persona o usándola inmediatamente.

Seguir este proceso te permitirá practicar lo que has aprendido en clase esa misma semana y asegurar que lo retengas antes de pasar a algo nuevo. También te dará más tiempo para disfrutar del aprendizaje del inglés y hará que pases menos tiempo frustrado por no ver el progreso.

En otras palabras, usa tu tiempo fuera del aula para complementar tus estudios de clase, y no tu tiempo en clase para complementar tu estudio de casa.